viernes, 10 de octubre de 2014

Reseña: Amante al Fin






Título: Amante al Fin
Autor: J.R. Ward
Editorial:
Número de páginas: 
Género: Romántico paranormal
Precio: $

Sinopsis:
Qhuinn, hijo de nadie, está acostumbrado a estar solo. Repudiado por su linaje, rechazado por la aristocracia, finalmente ha encontrado su identidad como uno de los guerreros más brutales en la guerra contra la Sociedad Restrictiva. Pero su vida no es completa. Incluso ante la perspectiva de tener una familia a su alcance, está vacío por dentro, su corazón pertenece a otro...
Blay, después de años de amor no correspondido, ha pasado página con sus sentimientos por Qhuinn. Ya era hora: el macho ha encontrado a su pareja perfecta en una Elegida, y van a tener un pequeño... justo lo que Qhuinn siempre había deseado. Es duro ver a la nueva pareja juntos, pero construir su vida sobre un sueño imposible sólo le traerá dolor. Como él ya ha aprendido por experiencia propia.
El destino parece haber arrastrado a estos soldados vampiros en diferentes direcciones... pero mientras la batalla por el trono se intensifica, y nuevos jugadores entran en la escena de Caldwell, creando un peligro moral para la Hermandad, Qhuinn comprende el verdadero significado del valor, y dos corazones que está destinados a estar juntos... finalmente se transforman en uno.


Con la entrega número 11 pareciera que la historia está por terminar, pero nada más equivocado al leer tan esperado libro. Un año de espera (cuando se mencionó quiénes serían los protagonistas, pues los fans ya esperábamos ansiosos su momento), valió la pena cada segundo hasta el día de su publicación. Qhuinn y Blaylock, qué belleza de personajes de principio hasta el momento que les tocó tener el reflector sobre ellos. De pretrans en entrenamiento a machos soldados de la Hermandad el lector acompaña desde su llegada al mundo de los Hermanos a estos dos fascinantes vampiros que con su historia enamoraron a más de uno. Y continuarán enamorando a mucho más después de lo sucedido en Amante al Fin. Hay tanto de lo qué hablar que sinceramente no sé por dónde empezar (me disculpo si tengo momentos fangirl, esta lectora es chica Qhuay –nombre que se le da al fandom de Qhuinn y Blaylock).

En lo personal es una de las historias más logradas y mejor desarrolladas -incluido Amante Mío-, y es que desde la presentación en el segundo libro del encantador y dinámico trío (Qhuinn, John Matthew y Blay) su historia se empezó a contar por lo que hubo un gran espacio para abarcar a cada personaje individualmente. ¿El resultado? Un fabuloso libro que dejó queriendo mucho más de Qhuay, y que por suerte aún quedaron temas por resolver, así que todavía habrá más de esta pareja en un futuro. Si bien muchos estaban a la expectativa -y mayormente preocupados de lo que Ward escribiría-, debo decir que los fans quedaron satisfechos con el producto final. Resolvió y presentó situaciones de una manera tan fascinante que te quedabas con el alma en un hilo. Muchos lectores (estoy casi 100% segura) adoraron el libro desde la primera página, pues generalmente sueles inclinarte más por uno de los protagonistas. En este caso fue imposible; ya amabas a Blaylock un segundo, al siguiente era a Qhuinn. Aquí entre nos… se extrañó demasiado a John Matthew, el trío funcionando por separado es como ver actuar a Sherlock sin Watson. Pero la magnífica aparición de mi Hermano favorito, Zsadist, compensó las fallas que pudo tener la historia, nada como ver luchar a este gran guerrero y Hellren. Pero no revelaré nada que les estropeé disfrutar como lo hice yo.  


Lo que sigo sin entender es el propósito un tanto fallido de los Lessers. Desde hace un par de libros estas criaturas creadas por el Omega ha sido mera basura. Eso de que están más fuertes que nunca sin hacer aparición estelar como lo fue su última vez en Amante Mío les está quitando fuerza a los enemigos naturales de los hijos de la Virgen Escriba. Dejarlos de lado para introducir a los que serán los próximos personajes principales puede jugar en contra de lo que trama la escritora. Muchas veces las sorpresas “milagrosas” no son bien planteadas y terminan siendo el famoso relleno que quita escenario a otras partes importantes dentro de la historia. Así que creo que los Lesser o están siendo dejados de lado poco a poco por la Banda de Bastardos y darles verdadero protagonismo a estos vampiros al trabajar “desapareciéndolos” como si de los Hermanos se tratase o el plan que tiene J.R. Ward para los pálidos es realmente grande en su próxima aparición que justificará esta falta de enemigos fundamentales en lo que se supone una lucha constante para la supervivencia de la especie. Y aunque hubo situaciones importantes en las que los guerreros y soldados pudieron mostrar su fuerza y experiencia en el campo, sigue faltando esa otra parte que justifique la presencia de los humanos sin alma que pretenden destruir a la raza superior liderada por Wrath. 



Cinco manchas de 5

3 comentarios:

  1. Excelente reseña. Es el mejor libro de la Hermandad. La Ward hizo un buen trabajo con Qhuinn y Blaylock. A muchos no les gustó lo de Layla, pero a mí. Resuelve muchas cosas, y él se lo merece. Cada cosa buena que le pasa la merecía ya.

    ResponderEliminar
  2. Amo a Qhuay. O creo que amo a todos los machos de esos libros, jajaja
    También a JM. ¿Cuándo las otras reseñas? Esta me encantó!

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para que el blog crezca. ¡Quiero saber tu opinión!